10 de febrero de 2012

¡ Ven, Capitán Trueno!

Desde que el Tribunal Supremo confirmó la vuelta del caso Gürtel a la Audiencia Nacional, concretamente a la sala 5ª, la de Garzón, el resultado del primer juicio por prevaricación contra este magistrado se veía venir. No importa que su actuación estuviese avalada por la fiscalía y prorrogada por el juez que le sucedió en el caso, sin ninguna imputación para estos. Tampoco la gravedad de los delitos investigados, ni que pudieran seguirse practicando desde la cárcel, con la mediación de sus abogados. Lo único importante es el escarmiento de un juez, al que demasiados se la tienen jurada. Tal vez la envidia, el pecado nacional, no esté ausente en el asunto, pero si otros quieren ser estrellas, que sigan su ejemplo y no el del perro del hortelano.
Siento pena por el juez condenado, pero siento un dolor hondo y mucha rabia porque se anteponen oscuros intereses al triunfo de la justicia. Porque esta sentencia también va contra Garzón, pero, sobre todo va contra la credibilidad del poder judicial español. Si ya bastante deteriorada, actuaciones de este tipo ¡y por parte del Tribunal Supremo!, acaban de rematar la confianza en uno de los tres pilares de toda democracia.
Las declaraciones de Garzón en una nota ante la sentencia lo dicen claramente:
Esta sentencia, sin razón jurídica para ello ni pruebas que la sustenten, elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad y contribuye gravemente, en el afán de acabar con un concreto juez, a laminar la independencia de los jueces en España.
¿Cómo vamos a construir un país democrático, con ciudadanos íntegros que confíen en sus instituciones con estos desmanes? Y es este, no el hundimiento de Garzón, el verdadero calado de la sentencia. La justicia española es el mundo al revés, un ejemplo del camino que nunca debemos seguir. Sólo nos queda la esperanza de que venga el Capitán Trueno y ponga las cosas en su sitio:

8 comentarios:

henek dijo...

Bien Miguel Ángel por la iniciativa.Comparto tu indignación por lo de Garzón, a mí me resulta la situación insoportable...
Bien por lo de elegir el tema de Asfalto, para mí es un clásico.

Fran dijo...

Aupa Michelangelo!

Me alegro de que abras este blog.

Puedes ver un estupendo documental que emitieron recientemente en TV3 sobre Garzón de una productora independiente que hizo para The Guardian. Es un recorrido sobre su carrera, sus modestos orígenes y lo que significa Garzón para la Justicia Internacional. Como dice él mismo al final del documental, ya intuye lo que le espera.


Si no entiendes mucho el catalán, dale a los subtítulos, también en catalán, pero lo entenderás mejor.

http://www.tv3.cat/videos/3436390

M. A. Velasco León dijo...

Gracias Fran, por tu comentario y por tu información. Imagino que el documental, por estar hecho desde fuera aportará una visión más reposada y objetiva. Supongo que el espectáculo que esta dando nuestro país en el exterior es bochornoso.
Un abrazo

Anónimo dijo...

¡Feliz singladura para esta nueva aventura! Detrás del anónimo, como no entiende tanta endiablada sigla, está tu amigo y colega Pedro. Tal y como se va vislumbrando el porvenir inmediato, no me extrañaría que fuese pertinente, también, colgar el tema "Días de escuela". No se me ocurre nada para sacudirme la cara de pasmo que se me queda con todo lo que está pasando...

M. A. Velasco León dijo...

Muy acertado, con la canción, Pedro. Lo tendré en cuenta porque el fragmento de "bien abrigado llegaba al colegio... caprichosa estufa que no calienta..." lo estamos sufriendo desde hace semanas y eso no es, ni con mucho, lo peor.

Anónimo dijo...

Que sea una odisea completa, con amarre en Itaca si puede ser, o en Topia, porque tal y como están las cosas por aquí...
ya intente otro comentario, pero con el truco ese de las letritas...
Franreygn;

M. A. Velasco León dijo...

Quién sabe qué vientos empujarán nuestra nave, ni dónde nos llevarán ... mientras no logren hundirnos.
Un abrazo, Paco.

EL MAESTRO DEL SILENCIO dijo...

¡Enhorabuena por el blog y por la entrada sobre Garzón! Un saludo de un compañero de fatigas blogueras.