26 de marzo de 2012

Para siempre en Lisboa





Conocí a Tabucchi por su Pereira.
Poco después, por culpa de Roberto Faenza, lo asocié para siempre con el rostro de Mastroianni. Fue más tarde cuando lo enlacé con Pessoa.

Salud, Antonio, ya para siempre en Lisboa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sostiene Pereira que Lisboa es un estado mental, una especie de "maelstrom"del espacio-tiempo al que siempre que se vuelve te reencuentras idéntico a si mismo, pero no tu.
Sostiene Pereira que pese al peso de las iniquidades a las que se encuentra sometido el universo Lisboa, siempre logra conmover los restos de humanidad que albergamos...basta pasar bajo el eco petrificado en Brasileira
Sostiene Pereira que finalmente entendimos Lisboa cuando tras equivocarnos con las paradas, permanecimos en el 28 y traqueteando ascendimos hasta Santa Catarina, y de alli descendimos a la Baixa para volve a subir hasta Sao Vicente...
Sostiene Pereira que la ciudad blanca todavía esta allí...

M. A. Velasco León dijo...

Creo conocerte bien, pero, por favor, te prefiero como heterónimo de Pereira-Tabucchi-Lisboa con tu nombre propio y no como anónimo.
Un abrazo.